03 agosto 2010

LA MÚSICA


Let the music play. Barry White

Ven y sube,
sube conmigo a la música y que suene
hasta que haya desaparecido la tristeza…

Dejémosla que venga hasta que desaparezca
mi dolor, utilizando los impulsos
y las sensaciones, sin tener que dar
ninguna explicación…

Estabilizando y armonizando las reacciones
sin enterrar el sentido común y sí hallar
el gusto y el disfrute de las cosas,
sabiéndolas vivir, sin que la fuerza de ánimo
nos abandone…

Ven, ven y sube conmigo a la música que suene
una y otra vez, permaneciendo así,
en el columpio de ese incomparable
equilibrio melódico y donde siempre te esperaré…

Marcelino Menéndez González

1 comentario:

  1. Anónimo10:33 p. m.

    Es hermoso este columpio lleno de notas musicales,con encanto y destreza por la sabiduria del vivir ilusionado, mi buen amigo Marcelino que alegria he sentido con ésta partitura, llena de colores y melodia.
    MªJosé

    ResponderEliminar