27 abril 2008

DE INSTANTE EN INSTANTE


Quise iluminar cada rincón
de las innumerables cavernas
de la memoria, para hallar los silencios
largos y serenos, cobijando sueños,
ilusiones y tristezas; y dónde
la sencillez se había escondido.

Encontré entonces la inspiración
hacia los dominios de lo extraordinario,
con el aroma de la aventura y los espacios
sin límite, donde un viaje es un proceso,
un descubrimiento; un viaje es,
la vida misma y la vida es aquí, ahora,
viviendo de instante en instante.

Veo cómo la cera se derrite y se consume
con el calor del pabilo, entre el silencio
de los párpados y el vacío de la sombra;
Y apenas me acerco si digo árbol,
a lo que saben los pájaros y la forma
de estar unidas las hojas sin tocarse,
entonces tuve que amordazar las soledades
reflejadas en el ancho espejo de ésa memoria,
ya que en el fondo, todos somos soledades…

Marcelino Menéndez González

2 comentarios:

  1. Anónimo4:17 a. m.

    muy buena, en un momento muy especial de mi vida
    Walter

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10:13 a. m.

    HOLA MARCELINO... ME ADENTRÉ EN ESTA TU CASA, Y HE QUERIDO DEJARTE MI HUELLA AL PASAR ANTE TUS POEMAS.
    ESTÉ EN CONCRETO ME DEVUELBVE A ESOS FONDOS QUE TODOS GUARDAMOS.
    me regalaste un libro, si tal vez asi me recuerdes, fué en la presentacion de una amiga,me dedicaste un poema tuyo, Si, compraré (carrusel de poemas)
    M-J

    ResponderEliminar