12 diciembre 2010

CUANDO EL SILENCIO


Cuando el silencio está a la espera del ruido
y se despierta el alma dormida del paisaje,
-desprendiendo una música humilde-,
las hojas de las ramas con sus oscilaciones,
se recrean con ligeras cadencias meciéndose
al compás de una suave brisa.

Si bien las tinieblas necesitan de los ojos
y de la memoria de la luz, ésta, en una elegante
huida, se va cubriendo de penumbras hacia las sombras,
en busca de la noche quizá, tras un vago
secreto de ternura o ansiadas respuestas ocultas,
en esa profunda oscuridad.

Y haciendo inseparables mi pensamiento y conciencia,
-mientras subyace lo intangible- permanezco ocupando
los sentidos en el centro de su esencia y su capacidad de ser,
entre tanto siga flotando, el líquido de la transparencia
y la armonía del equilibrio emocional.

Marcelino Menéndez González

2 comentarios:

  1. Anónimo10:30 a. m.

    Hermoso poema mi amigo Poeta.
    me quedo con la frase" siga flotando el liquido de la transparencia y la armonia del equilibrio emocional".

    Feliz 2011!!!

    MªJosé

    ResponderEliminar
  2. Te deseo a tí y a tu familia una Feliz entrada de Año. Y que en 2011 podais realizar vuestros proyectos personales, familiares y profesionales.

    Un Gran Abrazo.

    ResponderEliminar