30 abril 2013

LO INESPERADO


En nuestra rutina diaria y sin estar previsto,
de repente surge un instante diferente a todo,
que nos hará darnos cuenta de que,
algo importante ha cambiado…

Es una sensación inesperada y sin igual,
algo, que nunca antes habíamos sido capaces
de sentir y sin embargo, estaba ahí…
y brotaba como un impulso de una ansiedad
y un sentido distinto para lograr definirlo.

Tenía la fuerza de la razón y el sentido común,
poseía la esencia de lo justo y lo sensato,
y con una sensibilidad y una sutileza únicas,
se adornaba así mismo de un sentimiento profundo
desplegando su simpleza y sencillez.

Y ese instante, se apoderó de mí para siempre
y late conmigo superando contratiempos, adversidades,
vicisitudes y todo género de inconvenientes,
buscando siempre el aspecto positivo de las cosas.

 Marcelino Menéndez González

1 comentario:

  1. Anónimo2:10 p. m.

    Tenía la fuerza de la razón y el sentido común,

    poseía la esencia de lo justo y lo sensato,

    y con una sensibilidad y una sutileza únicas.
    Siga lo que vió....

    ResponderEliminar