04 enero 2015

MI LUNA

 Reviví la sensación de infancia en mí,
 al recordar que insistente pedía,
 que me colgaran la luna en el cielo
 para que permaneciera siempre ahí.

 Con el transcurrir del tiempo esa luna,
 se me descolgó muchas veces
 encima de ilusiones, anhelos y sueños;
 aunque otras tantas pude volver a colgarla,
 donde siempre deseé contemplarla.

 Y a pesar de todo, seguiré afirmando
 que la infancia, continuará existiendo
 sempiterna en el pensamiento y el corazón,
 mientras sea capaz de seguir abrazando,
 la misma sensación de ver mi luna
 colgando, iluminando también con su luz
 mi propio interior.

Marcelino Menéndez González

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada