05 febrero 2015

PREGÚNTASELO A TU YO.

 Cuando el silencio se oye,
 surge una extraña quietud;
 es entonces, cuando lentamente
 emana un camino de invisibles reflexiones,
 como algo inesperado que te permitirá
 atravesar la realidad, empujando a través
 de cualquier oscuridad que te lo impida
 y, cuando exista el momento adecuado,
 cruzarás ese río que yace ante ti y su voz,
 te llevará hacia un lugar que vive ahí, dentro,
 donde escucharás la respuesta y con ella,
 hallarás la razón de una nueva existencia.

Marcelino Menéndez González


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada