31 octubre 2007

PAISAJE INTERIOR


Camino a ciegas, como el volar
de una mariposa obnubilada,
mientras mis pensamientos
van sepultando el día; atardece en mí
y en mi paisaje de adentro
y me siento solo, sólo con nada
en esa penumbra abierta que va
desplazando el crepúsculo a una noche
silenciosa, con sus vacíos insondables.

Y en medio de mi languidez,
quiero desasirme de los nudos, los lazos
y los enredos que me atan como herencia
de horas perpetuas de soledad y dolor;
caminar tornando sombras en luz por el sendero
tranquilo de una realidad, sin ataduras
convencionales y que me permitan ser
el yo que aspiro y deseo, para verlo y sentirlo
reflejado en mi paisaje interior.

Marcelino Menéndez González

1 comentario:

  1. Natalia Menéndez7:07 p. m.

    Hola Marcelino
    encantada de conocerte.
    He recibido tu email. además del apellido y la procedencia, nos une la poesía. Un abrazo desde Asturias.

    ResponderEliminar