03 mayo 2010

SUEÑO POÉTICO


Si encontrase ese sueño inesperado
que llegara a mí…

Aunque sé muy bien que hay que aprender
a esperar y a crecer, como lo hace el bambú
que tarda cinco años en hacerlo, tiempo
que ocupa para echar sus raíces,
con el propósito de un crecimiento diferente
que después lo supera todo en fuerza y tamaño.

También se me ocurre pensar, cuando las nubes
desplazan su manto de escarcha preñadas de agua,
que vierten suavemente por los toboganes
de las hojas de plantas y árboles, deslizando
las gotas de lluvia convertidas en lágrimas de rocío
que alimentan la tierra y la savia.

Todo sucede entonces cuando llega; y es
que soñaba y soñé y lo hice con un sueño poético
que llegó a mi alma y me invadió de una sensibilidad
y un sentimiento tan especiales, que se colmaron
de una emotiva inspiración, que es la que me hizo
escribir y que escribo sintiendo una soledad tranquila,
como el inmenso espacio en el que se mueven
las estrellas, latiendo en mi infinito.

Marcelino Menéndez González

1 comentario:

  1. Anónimo5:41 p. m.

    Saludos Poeta Marcelino y estimado amigo,
    Sus poemas tienen el brillo, el resplandor de la inspiración, la magia de poderlos hacer mios, Gracias por tan magistral poema.

    MªJosé

    ResponderEliminar