22 junio 2012

HALLÉ UN CAMINO


Después de tantos caminos andados,
unos, llenos de incertidumbre y miedo,
otros plagados de rutina y los más,
de soledades y silencios,

Al fin hallé aquel, en el que me encontré
con el vuelo de los pájaros perdidos,
entre multitud de palabras sin nombre, aunque
agitado por esa inquietud que no cesa en mi
y que descubro cada día, recorriendo esas calles
sin rumbo de la vida.

Y cuando la neblina nocturna las pinta de penumbra
y los pájaros yacen con su cabeza bajo el ala,
entonces aparecen esas palabras llenas de sentido,
como algo mágico cubriendo de esencia,
la verdadera razón que inspira, lo que escribo.

Marcelino Menéndez González

12 comentarios:

  1. El silencio de la noche abre ventanas hacia donde viajan los pensamientos.
    Bello poema.

    Hoy me encontre con tu blog. He viajado por él durante unos minutos Y Me impregne de la esencia de tus versos.
    Un saludo
    FINA

    ResponderEliminar
  2. Gracias Fina y espero no te hayas aburrido.Ignoro si entraste en Multimedia, ya que ahí hay algunos pps...
    un saludo cordial y afectuoso Marcelino

    ResponderEliminar
  3. Gracias Fina y espero no te hayas aburrido.Ignoro si entraste en Multimedia, ya que ahí hay algunos pps...
    un saludo cordial y afectuoso Marcelino

    ResponderEliminar
  4. Felicidades, muy bueno tu espacio, agradable y autentico. Te invito a visitar Precious Moments un espacio que espero sea de tu agrado. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno, paisano Marcelino. Hay a veces caminos que tardamos en descubrir, pero cuando los hallamos... merece la pena.
    Un fuerte abrazo:
    ANTONIO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Antonio por tu comentario. En efecto mientras halla caminos...el problema es que dejen de existir, ¿no te parece?. Un abrazo de Marcelino

      Eliminar
  6. Anónimo1:36 a. m.

    Felicidades poeta. Es un placer leerle y haberle conocido. Los caminos, a veces, son convergentes y se nos ilusiona el alma al ver que siguen existiendo personas que creen que las piedras "hablan"...las lucuérnagas guían nuestro andar y que la sonrisa de un niño o el piar de los pájaros redimen.
    Le debo una respuesta, querido amigo.
    Agradecida y un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Me pregunto...¿porqué para escribir lo que ha escrito
    se pone como anónimo? Si me lo dice (su nombre) podré contestarle, agradeciéndoselo como merece lo que para mí encierran sus palabras de belleza interior.
    Un cálido abrazo Marcelino

    ResponderEliminar
  8. Lola María1:19 a. m.

    Mis disculpas...Ahora lo tendré en cuenta al contestar. No tengo mucha costumbre de encontrar Blogspot con la opción ésta y se me pasó.
    Esta noche he vuelto a disfrutar con su fácil pluma, de mucha ternura, sueños casi reales que la llenan a una de inspiración. Ojalá algún día aprendieses.
    Saludos cordiales.

    Lola María

    ResponderEliminar
  9. Gracias Lola María por el sentido de sus letras; agracezco su apreciación de mis escritos y la verdad es que sólo trato de expresar lo que siento, cómo lo siento y la forma más simple de intentar expresarlo; quiero lograrlo sienpre aunque a veces no es así...
    Gracias otra vez, Marcelino

    ResponderEliminar
  10. Todos y cada uno de sus poemas esta tocado con una luz distinta digna de contemplar. admiro la facilidad que tiene para espresar lo dificil y la profundida de sus contenidos,para mi propios de un nivel de connciencia sumamente elevado.
    Esos caminos seguro que seran largos
    Yo por lo menos asi lo deseo

    ResponderEliminar
  11. Gracias amigo Alberto por sus palabras; la verdad es que soy un auto didacta que con los años (pocos) desde hace 11 aprox. empecé a escribir y lo único que trato de hacer, es intentar expresar mis estados de ánimo, con la capacidad que poseo, en su momento justo y.. nada más. Estoy en el camino y éste es muy largo aún..
    gracias de nuevo. Un abrazo Marcelino.

    ResponderEliminar