07 abril 2009

ALEGRÍAS


Cuántas veces buscas hallar
la ubicación de lo desconocido...
y es cuando surgen los momentos
inesperados, que hacen que un instante,
abandone a otro instante y encuentres
la expresión de lo sensato,
ante realidades diferentes como,
talento y carácter.

Si bien la tarde trae consigo su propia lámpara
crepuscular, es a través del transcurrir
de la vida y no al final, cuando hay que hallar
esas pequeñas alegrías, que hacen dorado
cualquier paisaje otoñal, pero aprendiendo
a disfrutarlo con intensidad, como si fuera
la mejor partitura de la música.

Si las vivencias no se olvidan y resucitan,
-también a veces como postigos corroídos
por el tiempo-serán como la espiga que siempre
transforma su sabiduría en pan, y así
los recuerdos en renovadas alegrías.

Marcelino Menéndez González

1 comentario:

  1. Anónimo5:32 a. m.

    COMO LA ESPIGA TRANSFORMA SU SABIDURÍA EN PAN, Es DEL LIBRO "DE CERCA", DE ELYTIS

    elcorazontelleve@hotmail.com

    ResponderEliminar