07 abril 2009

¿A QUIEN CONTAR LO QUE SIENTO?



Cuando se va el tiempo, navegan por el alma
inviernos donde la nieve es olvido,
con los aromas de las ausencias, como soplos
de vida en los corazones cansados,
marcándonos su ritmo y su silencio.

Se sueña entonces, que en toda oscuridad
vive un fragmento de luz que mantiene
aún viva la esperanza y abandonarse en ella
es un consuelo interior, como algo que
está en uno y existe, aunque no se sepa a veces
lo que es...

Y aunque nos rodeen los colores grises de la vida,
con días de tormenta y miedos, y no se encuentren
las lágrimas lloradas, ni las sonrisas desaparecidas,
mantenerse en ese vacío, -apenas con una luz
mortecina- pero llenándolo todo de amor y respirando
aún el aliento de la existencia viéndonos tal vez,
como un viejo gorrión asido a su rama, bajo la lluvia..

Marcelino Menéndez González

3 comentarios:

  1. Hola, se puede pasar...? estamos de visita por tu blog y nos parece oportuno el invitarte al nuestro. Somos un Grupo Poético de Vigo (Pontevedra) cuyos miembros (más de cuarenta) exponen sus trabajos en nuestra bitácora. Si te apetece… si te sobra algo de tiempo…
    Nuestro blog: http://grupo-bretema.blogspot.com/
    Un saludo, Brétema

    ResponderEliminar
  2. Gracias visitando su blog, uno aprende a ver y percibir emociones olvidadas.
    Saludos
    N€nf@
    http://vivenciasdelcorazon.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. Hola, Marcelino.

    Me apunto como seguidora, después de la agradable velada de Molina. Espero verte por mis Literaturas posibles, donde ya publiqué una entrevista que tuviste con Paco Illán.

    ¡Y si te haces seguidor de ellas, mejor!

    Saludos.

    ResponderEliminar