25 mayo 2014

CONFUSIONES

 Cae el tiempo sobre mis hombros
 como cae el musgo sobre la roca,
 y me tiembla el pulso y la mirada
 como hojas secas que en la rama,
 la brisa errante las hace trémulas.

 Las ideas y los impulsos
 se enredan en mi mente,
 como los majuelos, los espinos,
 las zarzamoras y los zarzales
 en una inmensa maraña
 de espinas, frutos y flores.

 Pero se destacan, la belleza
 de los escaramujos y el color
 de las mariposas, con el canto
 de mirlos y ruiseñores, que hacen
 que aún sean capaces de permanecer,
 la luz en mi pensamiento
 y la caricia del sol en el atardecer...

Marcelino Menéndez González

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada