02 enero 2010

TU VOZ


Oigo tu voz
y me lleno de sentido
y sueño, y vivo, pleno de todo.

Me traslado a un mundo invisible
que mi sentimiento crea como real,
rebosante y completo de anhelos consumados
y de ansias inquietas, por saberte cerca…
Y te siento.

Ven, ven donde tu vibras y yo tiemblo,
en ese tu primero y yo después
y donde hemos aprendido a ser,
en la entrega y el deseo de estar juntos;
desprovistos de egoísmo y la mente,
dispuesta y fortalecida a nuestra manera,
sabiendo que nuestro disfrute, no es
tiempo perdido y sin ignorar el luego no te sé,
del amor.

Y tu voz culmina con el susurro, que me abraza
de añoranza y, me dice adiós y yo le digo..adiós
hasta volvernos a ver, la próxima vez…

Marcelino Menéndez González

2 comentarios:

  1. Este poema, me ha llenado ♥;
    es completamente, fabuloso.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12:47 a. m.

    Gracias por darnos este poema, es de los que llegan al alma de los que hemos conocido el Amor. Danos todo lo que tengas dentro, serás feliz de dar y nosotros de recibirlo. Luis.

    ResponderEliminar