05 mayo 2009

EL VIAJE


Si la vida es un emocionante riesgo
no calculado, a veces hay que dejar
que suceda lo inesperado, como un
instante mágico que nos haga cambiar.

Y no digas que es un sueño, si con
el pensamiento iniciamos un viaje
en el tiempo, a paisajes multicolores
donde brilla el arco iris y, al escuchar
tras la luz su refracción, entrar en ella sin miedo,
penetrando en nuestro paisaje interior
en ese viaje tal vez el más largo, tal vez
el más profundo y bello, pero sin duda,
el más importante.

Y cuando debas llegar, llegarás,
y eso, que no se puede tocar por invisible,
y si con la necesidad de sentirlo, sepas
que está y vive dentro de ti, sin duda te hará vibrar
cada instante, con toda la fuerza natural de la vida.


Marcelino Menéndez González

3 comentarios:

  1. Excelente poema! Muy bueno todo. Valió la pena hacer un descanso acá. Me encantó y te sigo. Un abrazo a la distancia.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5:21 p. m.

    Precioso viaje, es un placer haberte descubierto.
    Un saludo
    Cristina Ghiorghiu

    ResponderEliminar
  3. Estimado Marcelino:

    Felicitaciones por hacernos compartir ese hermoso viaje plasmado en un papel...que bonito!!! sigue asi un abrazo enorme

    ResponderEliminar